¿Conoces la historia de las Buffalo Wings?

¿Búfalos con alas? ¿Alas de pollo búfalo? ¿Hot wings, chicken wings? Hoy en día, una de las botanas americanas más adoptadas por el mundo son las Buffalo Wings. Distintos estilos de salsa, de aderezos, de recetas secretas y de formas de servirlas han creado todo un estilo y hasta cadenas de restaurantes le han dedicado menús completos a este platillo.

La receta original incluye alas de pollo fritas (no empanizadas) cubiertas en una salsa picante especial y servidas con apio y aderezo blue cheese. Su origen es incierto, pero casi todas las historias nos remontan a una anécdota específica.

Fueron elaboradas por primera vez en el Anchor Bar, ubicado en el 1047 Main Street (entre North Street y la Best Street) en Buffalo, New York, Estados Unidos, el 3 de octubre de 1964, por Teressa Belissimo, copropietaria de Anchor Bar junto con su marido Frank.

Teressa necesitaba preparar un snack rápido y barato para saciar a un gran grupo de clientes inesperados. De esta forma le vino la idea de freír unas alas de pollo (algo que se suele tener en stock, debido que son piezas del pollo que se van descartando) y acompañarlas con una salsa picante que le sobraba. Mientras las alitas se freían, Teressa decidió servir, además, unos tallos de apio con salsa de queso azul.

La salsa que comúnmente acompaña a las alitas también goza de fama internacional. Aunque se pueden encontrar diferentes platillos preparados con esta salsa, como pechugas de pollo, verduras, pizzas y hasta papas fritas, el plato estrella que acompaña es las alitas de pollo. La característica de la salsa Búfalo es que es picante y está elaborada a base de vinagre y mantequilla.

Si quieres probar una receta deliciosa de este famoso platillo, en el menú de Mamma Bella encontrarás nuestra propia y suculenta versión de las Buffalo Wings. ¡Pruébalas, te encantarán!

Comentarios en Facebook