¿Carne o pollo?

¿Qué tal ambas? Y mejor aún, en una fresca y deliciosa ensalada, pues cuando se trata de comer sabroso y saludable, una buena decisión es que nuestros platillos cuenten con diversos tipos de nutrientes.

Para funcionar correctamente nuestro organismo necesita recibir todo tipo de alimentos. Entonces, lo que debemos cuidar es la frecuencia y las porciones que integramos a nuestra dieta diaria, dado que el consumo exagerado de cualquier alimento, lejos de impulsar el cuerpo puede descompensarlo.

No es necesario elegir cuando puedes tenerlo todo

Una rico ejemplo de variedad es nuestra Ensalada Tex-Mex, una combinación de lechugas frescas con fajitas de pollo y arrachera, con pimientos rojo y verde, queso panela y champiñones, aderezada con una vinagreta de chile ancho y pasilla.

Tanto la carne de res como el pollo brindan importantes cantidades de proteínas y micronutrientes esenciales para mantener el organismo en buen estado. La gran diferencia entre carnes rojas y blancas es que mientras más fuerte es su coloración, más alto es su contenido de mioglobina (encargada de retener el oxígeno en los músculos) y de hierro, pero también de grasas saturadas.

De suerte que, lo ideal es procurar un balance en el consumo de cada una, por lo que la Ensalada Tex-Mex, además de suculentas porciones de ambas proteínas, se complementa con las del queso, los nutrientes de los champiñones, los antioxidantes en los pimientos y los flavonoides de la lechuga, que cuidan el corazón y protegen al hígado.

Comentarios en Facebook