Cremosita satisfacción

Con una fusión exquisita de sabores, esta semana te recomendamos empezarla con el apapacho de una cremosita satisfacción, con nuestra suculenta crema Molotov “La Favorita”, una de las consentidas de la casa por su distintivo toque picosito.

Elaborada con nuestra secreta mezcla de quesos, el dulzor de los granos de elote tiernos y el inconfundible sabor que otorgan las rajas de chile poblano, “La Favorita” verdaderamente sabe ganarse hasta a los paladares más exigentes.

La sopa cremosa

Descendiente de caldos y sopas, las cremas son sopas que han sido molidas y a las cuales se le añade un poco de nata, crema o leche. Sin embargo, las cremas como las conocemos, fueron evolucionando de cacerola en cacerola según la mano de cada cocinero, gracias a que son más consistentes y pueden servirse con una amplia gama de ingredientes.

La primitiva costumbre de nuestros ancestros de ablandar vegetales y carne sumergiéndolos en agua caliente, más tarde, se convertiría en el hallazgo de un nuevo platillo: el caldo, que demostró numerosas posibilidades. Así, se fue enriqueciendo de cultura en cultura con texturas y condimentos, hasta llegar a la gran variedad de sopas que ha conocido nuestro paladar.

Como es de esperarse, entre la creatividad culinaria, más tarde surgió la idea de fusionar los ingredientes y agregarles cremosidad.

Comentarios en Facebook