Desayuno de tentación

La elección del desayuno puede convertirse en un drama cuando buscamos equilibrar lo que comemos. Aunque lo cierto es que el drama nunca ha sido tan delicioso como cuando lo saboreamos en unas tentadoras cecinas divorciadas.

“Ana Bárbara y el Pirru”es el homenaje de Mamma Bella a la sazón mexicana-campirana, con la exacta combinación entre el ligero toque salado de la cecina de res natural y el suave picante de la cecina adobada, acompañada de crujientes chilaquiles rojos o verdes y coronada con esa perfecta circunferencia amarilla de un huevo frito bien hecho y frescas rebanadas de aguacate.

¡Ármate de proteínas con un desayuno de tentación!

No hay mejor manera de iniciar una semana que con toda la energía, así que estas “divorciadas” no solo se lucen por su sabor, además, gritan “proteína” por donde las mires:

El aguacate, uno de los superalimentos más generosos de la naturaleza gracias a su aportación de antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos esenciales.

El huevo, aunque satanizado, es una de la mejores fuentes de albúmina, indispensable para la circulación, desarrollo de músculos y quema de grasa.

La carne estimula el sistema inmune y la producción de anticuerpos, el correcto desempeño de las funciones cerebrales y circulatorias y la construcción de masa muscular.

Comentarios en Facebook