Disfrazarse enseña a los niños a ser empáticos

¿Sabías que disfrazarse enseña a los niños a ser empáticos?

Ponerse los zapatos de papá, maquillarse, convertirse en superhéroes, heroínas, hadas, hechiceros, princesas, monstruos, doctoras, dinosaurios, maestros… Sin distinción de los personajes que elijan, jugar con disfraces y ser protagonista de su propio mundo alterno. Es una fantasía muy saludable para los niños, pues contribuye en su desarrollo cognitivo, fomentando el aprendizaje a través de la creatividad e imaginación.

Un juego para socializar

Pretender ser alguien más también les enseña a ser empáticos, a integrarse mejor con su entorno y a mejorar la forma en la que comunican sus emociones.

Y qué mejor manera de aprender a socializar y a echar a volar la imaginación que divirtiéndose en familia. Así, en Mamma Bella, una de nuestras costumbres para celebrar contigo los mejores momentos, es nuestro tradicional concurso de disfraces.

Este 29 y 30 de abril, en cualquiera de nuestras sucursales, además de saborear lo mejor de nuestra cocina, te divertirás como enano.

Podrás ser juez del divertido certamen que premia el entusiasmo, la creatividad y el compromiso de nuestros colaboradores. Y eso no es todo, los niños que acudan disfrazados también podrán ser ganadores de un premio sorpresa.

Recuerda, si de celebrar se trata, ¡Mamma Bella es el lugar!

Comentarios en Facebook