Día de las Madres

Un día en el que hasta el más serio e inexpresivo logra romper la coraza y dedicarle unas palabras de amor a la mujer que le dio la vida. Hoy celebramos a mamá, una mujer que deberíamos honrar todos los días y no solo una vez al año, pero justo este día es en el que procuramos coincidir en un festejo exclusivo en su nombre en cada rincón del país.

Y aunque todos conocemos las clásicas melodías para mamá en este día, pocos sabemos de dónde surgió como tradición celebrar el Día de las Madres. En México tiene poco menos de 100 años que se instauró el 10 de mayo como el Día de las Madres gracias a la iniciativa de un periodista poblano, emulando la misma celebración estadounidense que tenía lugar el segundo domingo de mayo.

Desde la antigüedad

Regresando aún más en el tiempo, hasta la antigua Grecia las festividades en honor a Rhea, la madre de Júpiter, Neptuno y Plutón, sentaron un precedente también a la celebración de las madres. En Egipto, se rendía homenaje a la diosa Isis; incluso las culturas mesoamericanas honraban la maternidad.

Más cercana a la que conocemos, la celebración del Día de las Madres tuvo origen en 1907 por el deseo de Ana Jarvis de rendirle homenaje a su madre, por lo que inició una campaña con autoridades, intelectuales, medios de comunicación y otras personalidades influyentes para hacer oficial el festejo a nivel nacional en el aniversario de la muerte de su madre, el segundo domingo de mayo.

Y 15 años después, en abril de 1992 el periodista Rafael Alducin publicó la convocatoria para institucionalizar el Día de las Madres, celebrándose en México por primera vez el 10 de mayo de 1922.

Pero lo verdaderamente importante es que este día podemos rendir honor a quien honor merece, y colmar a mamá de los mimos y muestras de cariño que merece. Recuerda, si de celebrar se trata, Mamma Bella es el lugar.

 

Comentarios en Facebook