¿Es bueno ayunar?

Aunque el tema no es nuevo y se ha visto motivado por numerosas razones, desde espirituales, emocionales o de salud, ayunar, actualmente tiene una nueva ola de partidarios y detractores respecto a sus ventajas o desventajas.

¿Pero por qué dejar de comer si una alimentación saludable, junto con una correcta hidratación es suficiente para un buen funcionamiento del organismo? El gran problema es que muchas veces no mantenemos hábitos saludables y no siempre comemos solo por necesidad, también lo hacemos por muchos otros motivos que no obedecen a la nutrición.

¿Cómo funciona el ayuno?

Abstenerse de alimentos y bebidas por un determinado tiempo es una práctica que se ha empleado por miles de años, ya sea para obtener claridad espiritual, para prepararse para una cirugía, para bajar de peso u otras razones, pues permite que el cuerpo se libere de toxinas buscando una reconexión interna.

Se estima que cerca de 65% de la energía corporal se destina a los órganos relacionados con la digestión tras una comida abundante. Durante el ayuno, nuestro sistema se libera del trabajo de los procesos de digestión, asimilación y metabolismo, empleando esa energía no consumida para activar los mecanismos internos de eliminación, curación y regeneración del cuerpo.

Algunos de los efectos positivos tras un periodo de ayuno, puede ser la mejoría de ciertas afecciones, un mayor nivel de energía, mejor estado de ánimo y menos antojos. No obstante, el tiempo de ayuno como la respuesta del cuerpo serán distintos en cada persona. Y vale mencionar que bajo ciertas condiciones físicas no es recomendable o debe hacerse de la mano del médico.

Comentarios en Facebook