Festa Della Primavera

La primavera es una estación dónde la naturaleza despierta, llena de color y luz nuestros alrededores con flores de magnifico esplendor, perfumes suaves, hojas verdes y clima agradable. En la antigüedad en Italia, la deidad de esta estación era Flora, diosa y esencia de la primavera, juventud, amor y esperanza.

Este mes es ideal para visitar Italia, pues los paisajes que nos ofrece deleitan la mirada, dejando grabada en nuestra mente obras de arte naturales. La Festa della Primavera normalmente se celebra el 21 de marzo en distintos lugares del país. Por lo general, el festival tendrá algunas actividades culturales en torno a la música y actuaciones. Los visitantes también podrán degustar una gran cantidad de platos típicos regionales durante el festival.

Algunos de los lugares que dan la bienvenida a la primavera en Italia son:

Ravello

Este pueblo de la provincia de Salerno, al sur de Italia y con vistas a la costa Amalfitana, ha sido refugio y lugar de inspiración de numerosos artistas, como el compositor Wagner. Ravello vive por y para la música y es ahora, con la llegada de la primavera, cuando se prepara para darle la bienvenida con sus recitales de piano y conciertos, preludio de su gran Festival de Música y Danza que alcanza su esplendor en verano y atrae a amantes (o no) de la música clásica y, cómo no, de sus famosos scialatelli con frutti di mare o dulces hechos con limones típicos de la tierra.

Asís

Cuna y sepultura de San Francisco y Santa Clara, Assisi es punto de encuentro de peregrinos de todo el mundo que vienen en busca de su calma y de su belleza. Pero la mejor época para disfrutar de esta localidad es en primavera, cuando tiene lugar el Calendimaggio, una fiesta de origen medieval que da la bienvenida a la estación con desfiles, representaciones y trajes de época durante el mes de mayo y donde debéis probar sus platos de pasta hechos con trufa blanca o negra, como nuestros rotondo, rellenos de hongos y trufa.

San Gimignano

Este pueblecito de la Toscana, próximo a Florencia, celebra la primavera cada 12 de marzo engalanando con violetas blancas sus 14 torres medievales para la celebración de Santa Fina en homenaje a la joven doncella Fina Cicardi que, al morir de una enfermedad incurable sobre un tablón de madera, hizo que brotaran dichas flores. Este milagro de vida, que se extiende a los campos, viñedos y bosques de alrededor, se celebra cada primavera con mercados de artesanía y puestos gastronómicos en los que debéis probar el fantástico vino de Vernaccia de D.O.P.

Comentarios en Facebook