Florencia, la capital del arte

Capital y ciudad más poblada de la provincia homónima y de la región de Toscana, de la que es su centro histórico, artístico, económico y administrativo. Capital de Italia entre 1865 y 1871durante la unificación italiana; en la edad media fue un importante centro cultural, económico y financiero. Conoció su época de mayor esplendor tras la instauración del Gran Ducado de Toscana bajo el dominio de la Dinastía Médici|dinastía médici. Es la ciudad que dio a Italia su propio idioma y cuna del Renacimiento.

El arte italiano ha engendrado un gran interés mundial, por su consistente producción monumental y sus obras espectaculares. Además, ha sido siempre estrictamente vinculado a las corrientes intelectuales y/o religiosas de cada época, manteniendo el pasado como recurso e inspiración. Florencia es llamada la capital del arte y según las estadísticas realizadas por la UNESCO, el 60% de las obras más importantes del mundo están en Italia, y aproximadamente la mitad están en esta ciudad.

Desde el siglo XIII hasta el siglo XVI parecían infinitos los recursos creativos de obras maestras y genios italianos que llegaban de Florencia (Sea Dante, Michelangelo han nacido aquí). Boccaccio escribió su Decamerone en Florencia. El renacimiento italiano, el período cultural más rico de Europa, empezó en Florencia cuando el artista Brunelleschiterminó el Duomo, con su formidable cúpula.

Durante el renacimiento italiano, Florencia adquirió sus palacios y sus plazas renacentistas, que la han transformada en un museo viviente. Muchas plazas, como Piazza della Signoria, exhiben fuentes y estatuas famosas.

Florencia tiene también interiores de una belleza incomparable. Sus iglesias, galerías y museos representan un tesoro inagotable, captando el complejo, a menudo elusivo espíritu del renacimiento, más que en cualquier otra ciudad del país.

El museo más famoso de Florencia es el Uffizi, donde se pueden encontrar las obras maestras de Sandro Botticelli, Leonardo da Vinci, Michelangelo, Tiziano y Rubens. Otros magníficos museos de arte hay en Palacio Pitti, Galleria dell’Accademia y Palazzo Vecchio. Es también un sitio donde hay unas de las más bellas iglesias de Italia, entre estas el famoso Duomo de Florencia, San Lorenzo, Santa Maria Novella y Santa Croce.

Florencia atrae muchos viajadores que llegan a Italia de todas partes del mundo. La ciudad es un centro activo de arte y cultura, y organiza exhibiciones periódicas y festivales de arte. En verano, música, cine, danza y teatro invaden las calles y las plazas.

En las otras temporadas hay una programación teatral con óperas, ballets, y eventos especiales con exhibiciones, conciertos, espectáculos de personajes famosos y exposición de obras de arte muy rara. La mezcla de arte y cultura que hay en Florencia permite que haya siempre algo nuevo que ver, hacer, experimentar; la ciudad ofrece oportunidades inagotables para tener contacto con el arte, la arquitectura, la literatura y las obras culturales de Italia.

Florencia conoció su máximo apogeo artístico entre los siglos XIII y XVI, época en que se convirtió en el centro renovador de las artes y de la cultura italianas. Las numerosas e importantes obras conservadas son claro testimonio de su antiguo esplendor. Resulta casi imposible enumerar todos los monumentos y tesoros ar¬tísticos que encierran sus iglesias, palacios y museos.

Comentarios en Facebook