Helado Napolitano, desde la historia hasta la receta

En su forma más simple, el helado es un postre congelado hecho de leche, nata o natillas combinadas con saborizantes, edulcorantes y azúcar.

Los helados italianos, conocido popularmente como Gelato, son helados puramente artesanales y se pueden comprar en las gelaterías (heladerías): Se elaboran en los obradores de dichas heladerías de forma artesanal; son helados de alta calidad y muy personalizados. En su elaboración se emplean únicamente productos frescos y no se utilizan saborizantes, colorantes ni conservantes. Tienen mucho menos aire incorporado y un aspecto muy cremoso. Su precio es considerablemente mayor al helado industrial, debido a la calidad y cantidad de los productos empleados.

El helado nació en China, donde el rey Tang de Shang, tenía un método para crear mezclas de hielo con leche. De China pasó a la India, después a Grecia y a Roma. Pero es precisamente en la Italia de la baja Edad Media cuando, el helado toma carácter de naturaleza en Europa. Marco Polo en el siglo XIII, al regresar de sus viajes a Oriente, trajo varias recetas de postres helados usados en Asia durante cientos de años, los cuales se implantaron con cierta popularidad en las cortes italianas.

La evolución del helado pasa de siglo en siglo hasta llegar a inicios del siglo XVIII a ser considerado un producto tipicamente italiano. La oleada migratoria del siglo XIX contribuyó a incrementar la exportación del helado en toda Europa, transformando a muchos italianos en vendedores ambulantes. En aquella época eran típicos carritos de venta de helados que empezaban a aparecer en toda Europa.

El helado napolitano, corte de helado o cassata brick es aquel helado compuesto por tres capas de chocolate, vainilla y fresa, juntas, sin separación entre ellas.

La receta recibió su nombre a finales del siglo XIX como reflejo de sus presuntos orígenes en la cocina de la ciudad italiana de Nápoles. Muchos emigrantes napolitanos llevaron su experiencia en la elaboración de helados a Estados Unidos, donde introdujeron el spumone en los años 1870 como helado de estilo napolitano. Las primeras recetas usaban diversos sabores, pero al final prevalecieron los tres juntos en el mismo molde.

Aquí les dejamos una receta casera:

Ingredientes:

Las cantidades son depende la cantidad de helado que vayas a preparar, no hay una cantidad acertada, pero recuerda que hay que hacer 3 sabores diferentes

– Crema de leche.

– Cacao en polvo.

-Frutilla en polvo. (podemos usar algún postre ,en polvo, de frutilla en caso de no conseguir este)

-Esencia de vainilla

– Azúcar 2 o 3  cucharadas soperas

Utensilios:

-Bowl.

-Batidor.

-3 contenedores.

-Recipiente Rectangular .

Receta:

Para este helado lo primero que tenemos que hacer es batir la crema y agregarle el azúcar. Esta crema tiene que estar batida hasta que este espumosa, no a punto nieve o arruinaríamos el helado.

Una vez obtenida nuestra crema, la pondremos en los tres recipientes correspondientes a cada sabor y mezclaremos en uno el cacao, en otro la frutilla en polvo (o el postre en su defecto) y en el ultimo colocaremos la esencia de vainilla, a la cual le podremos no mas de una cucharadita y los mezclaremos cada uno con su polvo y esencia.

Una vez que hayamos mezclado, colocaremos en nuestro recipiente rectangular, la primera capa de helado y dejaremos en el congelador entre 20 y 30 minutos y así con cada sabor, una capa sobre otra y al final dejaremos enfriar mínimo 3hrs.

Comentarios en Facebook