Hora del itacate

Esta escena es conocida por cualquiera que haya crecido en nuestro precioso país. Vas a comer a casa de tu tía favorita (o prima, o cuñada…), y del platillo que más te gusta apalabras que al final de la fiesta te reserven un poquito para que te lo lleves a casa y mañana te deleites con esa delicia de comida.

Pues bueno, esta costumbre no solo es bonita, sino que es poco usual en otras culturas, lo cual nos llena de identidad y nos hace adorar las costumbres mexicanas. Porque, la verdad, ¿quién se resiste a saborearse el itacate que esa persona que tan rico cocina nos está ofreciendo?

Itacate viene del náhuatl

Itacate es un término que solo usamos en México, y que, según varios estudiosos de la lengua, viene del náhuatl “itacátl”, cuyo significado literal era mochila. No obstante, hay quienes afirman que se llamaba así a una especie de envoltorio de maíz que contenía algún otro alimento en su interior (como frijol), y que era lo que los obreros aztecas llevaban de su casa para comer.

En fin, que este vocablo, además de sonar muy bonito, es parte de una de nuestras arraigadas tradiciones y es una forma de repartir, a través de la comida, el cariño que sentimos por nuestra gente.

Comentarios en Facebook