¿Qué es la pasta “al dente”?

Hola, queridos amigos. Espero que se encuentren muy bien, y que sigan disfrutando de todas las entrada que hacemos en este blog.

Hoy les voy a platicar de un término que seguramente han escuchado en más de una ocasión pero cuyo significado tal vez no está del todo claro.

El término “al dente”. Este, suele usarse en gastronomía para indicar cuando la pasta, o incluso el arroz, están en su estado perfecto de cocción, esto quiere decir que no está cruda, ni tampoco muy cocida.

La frase, de origen italiano y que significa, literal, “al diente”, quiere decir que para que la pasta quede perfecta debe estar suave, bien cocida pero sin perder un toque crujiente o de firmeza.

Pero, ¿cómo lograr que quede así? El secreto está en la cocción: la pasta debe agregarse al agua ya hirviendo, y calcular de 8 a 10 minutos por cada 100 gramos del producto que queramos cocer.

A mí me gusta cocinarla con un poco de sal y, si bien hay una gran polémica sobre lo que sigue después de la cocción, yo prefiero escurrirla y dejar que se enfríe a temperatura ambiente, para después agregar un poco de aceite de oliva.

Algunos chefs prefieren retirarla del fuego e inmediatamente colocarla bajo el chorro de agua fría para detener la cocción (sí: en gustos se rompen géneros).

Para saber si la pasta tendrá la textura adecuada, lo ideal es presionarla con los dedos índice y pulgar y notar que al centro todavía está algo firme. O, plan b: arrojar un poco de pasta sobre la pared, si se queda pegada y baja lentamente está lista para ser disfrutada.

Ahora sí: con este conocimiento ya puedes cocinar y saborear una deliciosa pasta. Un platillo que aporta energía, sabor, y una infinita variedad de posibilidades. ¿A ti cómo te gusta más?, ¡cuéntame!

Comentarios en Facebook