El legendario Studio 54

Un día como hoy, pero de 1977, abrió sus puertas la emblemática discoteca neoyorkina Studio 54. Pese a que su fama se eclipsó por los excesos, logró convertirse en un obligado de bellos, ricos y famosos, y en el símbolo de toda una época.

Envueltos por su ambiente extravagante, en el 254 de la calle 54 Oeste, en Manhattan, los más célebres personajes de todas las industrias vivían la noche a rienda suelta. Entre el glitter, las lentejuelas y la mejor música de la década, incontables encuentros y secretos nacían cada noche “el Studio“.

El gran opening

Entre amigos, conocidos, ilustres personalidades y el jetset internacional, más de 5000 invitaciones fueron enviadas para la gran inauguración. El resultado fue una noche memorable en la que coincidieron artistas de la talla de Salvador Dalí y Andy Warhol; diseñadores como Valentino y Paloma Picasso; músicos como Mick Jagger y Diana Ross; incluso el actual presidente americano Donald Trump y, su entonces esposa, Ivana Trump.

Lo que ahora es un teatro en Broadway, fue el centro nocturno más legendario de Nueva York, en el que la música disco vivió su apogeo. Studio 54 era el lugar de moda por excelencia, por su pista de baile pasaron Calvin Klein, Dolly Parton, Brooke Shields, John Travolta, Cher, Elton John, Barbra Streisand, Liza Minnelli, Michael Jackson, Truman Capote y muchos más.

Comentarios en Facebook