Casi 30 años de Like a prayer

El 21 de marzo de 1989 salió al mercado uno de los álbumes más controversiales de la Reina del Pop. Madonna levantó ámpula –sobre todo, en el Vaticano– por su contenido irreverente y, especialmente, por el video musical del tema que le dio nombre al disco: Like a prayer.

El álbum Like a prayer fue el cuarto en la carrera de Madonna y con él despidió la inolvidable década de los ochenta, marcando un cambio en su sonido e incorporando sonidos más cercanos al rock mezclado con pop. Aun con los claros sonidos de sintetizador, el disco sigue manteniendo vigencia por las melodías y las letras que, como siempre pasa con la cantante, resultan aventuradas, pero terminan siendo adelantadas a su época.

Retomando el tema del video musical de la canción Like a Prayer, este le acarreó a Madonna la censura por parte del Vaticano debido al uso de insignias como cruces ardiendo. La controversia generada por los sectores religiosos fue tal, que ocasionó la cancelación del millonario contrato de patrocinio que la cantante había firmado con PepsiCo.

Casi ¡30 años! después de su lanzamiento, Like a Prayer (el disco completo) es recordado como una de las más icónicas e introspectivas obras de la Reina del pop. El álbum tuvo una gran recepción y debutó en el puesto 11 de la lista Billboard Hot 100. Tiene una duración de 51:16 y contiene 11 temas incluyendo Express Yourself, Cherish, Oh Father, Spanish Eyes, entre otros.

Comentarios en Facebook