Por qué adoro los tomates

 

 

Hola, queridos amigos y amigas de Mamma Bella. Esta mañana, mientras preparábamos la masa de nuestras famosas pizzas, me puse a pensar en qué sería de la comida italiana sin un ingrediente básico: ¡el jitomate!

Y no solo la comida italiana, sino montones de platillos alrededor del mundo le deben su sabor a este exquisito fruto rojo que es orgullosamente de origen mexicano. De hecho, es una palabra de origen náhuatl: “xitomatl”. Este fruto llegó a Europa después de la conquista de América y fue gracias a esto que se extendió por buena parte del mundo.

Además, como sabrás, son verduras llenas de nutrientes que ayudan al buen funcionamiento del organismo de toda la familia (tienen, por ejemplo, un enorme contenido de Vitamina C y de licopeno, que ayuda prevenir ciertos tipos de cáncer). Por eso, y porque su sabor nos ayuda a resaltar nuestros platillos favoritos, te voy a dar algunos tips para su conservación:

  • Si compraste los tomates muy maduros, lo ideal es consumirlos durante los dos o tres días posteriores a su compra.
  • Colocar los tomates fuera del refrigerador pero alejados del sol, es una medida para conservar sus sabores intactos.
  • Freír los tomates y luego ponerlos en conserva es una gran alternativa: puedes cortarlos en trozos y ponerlos a hervir. Una vez que se consuma todo el líquido, añade aceite de oliva y un poco de sal durante 10 minutos. Después, puedes colocarlos en frascos y ponerlos a baño María durante 10 minutos más. Esta conserva, refrigerada, puede durar hasta seis meses.
  • Si vas a cocinar una receta que requiera tomates pelados, la técnica de escaldado es la adecuada: colócalos unos instantes en agua hirviendo y después en un recipiente con agua helada. ¡Será sencillísimo retirarles la piel!

Como verás, se trata de un alimento completo que, por supuesto, no puede faltar en varios de nuestros platillos italianos, empezando por nuestra única variedad de pizzas… Lo sé: ya se te antojaron. ¡Pues corre por tu favorita! Acá te espero.

Comentarios en Facebook