México ancestral

Otro mes que se nos va. Y antes de recibir septiembre, el mes en el que por excelencia se respira mexicanidad te recomendamos un buen paseo por el México ancestral. Empieza en el Museo de Antropología para adentrarte en los detalles de las distintas civilizaciones que habitaron estas tierras antes que nosotros. Luego, sigue hacia el Centro Histórico y conoce la historia de Tz’akbu Ajaw, consorte de Pakal. Un fin de semana que se corone con una caminata por la Calzada de los Muertos en Teotihuacán.

Museo Nacional de Antropología

Un excelente compendio de la herencia indígena de nuestra nación se descubre en las 22 salas permanentes y más de 45,000 metros cuadrados del Museo de Antropología, el más grande de México y uno de los más importantes de América. Desde las monumentales esculturas teotihuacanas y el imponente atlante tolteca, un asombroso viaje al pasado se revela sala a sala. Así, podrás conocer desde la humanización de nuestros ancestros y el poblamiento de América, hasta la cultura de los pueblos indígenas de la actualidad. Además para experimentar un poco de culturas prehispánicas, como la olmeca, tolteca, chichimeca, mexica, zapoteca, mixteca, huasteca, maya, huichola, cora, nahua y azteca puedes visitar la exposición temporal “Puyil… La cueva de los ancestros”, que reúne por primera vez las piezas encontradas en este hallazgo arqueológico.

Reina Roja en el Templo Mayor

Hasta este 9 de septiembre, el Templo Mayor presenta “La reina roja, el viaje a Xibalbá”, la esposa de Pakal el Grande, encontrada en las ruinas de Palenque y traída en préstamo desde el Museo Metropolitano de Arte, en New York. Tz’akbu Ajaw, es considera una de las mujeres más poderosas de su época por su cercanía con la hechicería; y su recinto funerario es uno de los vestigios mayas más enigmáticos de este siglo. Este reveló el papel que ocupaban las mujeres en la realeza maya y el respeto con el que despedían a sus mandatarios hacia el Xibalbá. Una exposición rodeada de misticismo, en la que podrás acercarte a la Reina Roja mediante la réplica de su ajuar, conformado por originales cuentas verdes, la máscara de malaquita, su tocado, detalles de obsidiana y una diadema en el característico ornamento maya.

Teotihuacán

Metrópoli sagrada fundada en el año 100 a.C., con una extensión de aproximadamente 264 hectáreas, la zona arqueológica de Teotihuacán es una de las más impresionantes del mundo; que junto con las pirámides de Giza, en Egipto, y el Coliseo romano, forma parte de las tres zonas arqueológicas con más visitas turísticas del mundo. Así que no puedes dejar de admirar, recorrer y maravillarte con los vestigios de una enorme civilización. Y para que contemples toda la grandeza del lugar y su historia, lo recomendable es destinar un día entero a andar en calma por la Ciudadela, la Calzada de los Muertos, el Templo de la Serpiente Emplumada, el Palacio de Quetzalpapáloltl y cargarte de energía en las Pirámides del Sol y de la Luna.

Comentarios en Facebook