Nuestro exquisito pan

Aquel dicho de “se vende como pan caliente” es tan cierto: pocos placeres hay en la vida  como saborear una pieza de exquisito pan recién hecho, calientito, que despida aromas que nos remiten a la infancia o a un momento de absoluto bienestar.

En la familia Mamma Bella todos conocemos el placer que da comer pan fresco, y por eso -tal vez no lo sabías- te vamos a contar que cada pieza de pan que comes en cualquiera de nuestros restaurantes o negocios es fabricada por nosotros todos los días.

¡Sí! Qué sorpresa, ¿verdad?, pues así como lo lees. En nuestro comisariato hay un grupo de gente apasionada y de maestros panaderos y pasteleros que adoran su profesión y desde muy temprana hora preparan, con ingredientes de la mejor calidad, frescos y deliciosos, nuestras piezas de pan. Después, las repartimos en nuestras distintas sucursales y en nuestros otros negocios: Las Tentaciones y el servicio de catering.

Ya lo sabes: cada vez que comas una deliciosa chapata o un perfumado pan de plátano, recuerda que es preparado ese mismo día bajo los más estrictos estándares de calidad.

Se te antojó, ¿verdad? Cuéntanos cuál es tu favorito

Comentarios en Facebook