Pan rico y fresquecito ¡todos los días!

…Y por supuesto, a todas horas, también

El pan en cualquiera de sus infinitas presentaciones es un alimento delicioso, versátil y que aporta mucha energía. El pan se ha satanizado mucho, pues se considera un alimento que engorda. Sin embargo, combinado con una buena ración de frutas y verduras, alimentos con proteínas y en las porciones adecuadas, nos aporta vitaminas, muchos minerales, y su contenido calórico es una fuente de energía, que se traducirá en la gasolina que necesitamos todos los días. Y como todo, con moderación siempre es bueno.

A continuación les doy mis mejores consejos para mantenerlo siempre fresco y que dure por más días:

  • Me encanta el pan fresco y disfrutar su sabor recién horneado, pero no siempre es posible. Así que si lo compro para varios días, suelo guardarlo en la parte baja del refrigerador perfectamente envuelto.
  • El pan, cualquiera que sea su tipo, puede congelarse una sola vez y conservar durante algunas semanas su sabor y textura. Para descongelarlo, puedes precalentar el horno y después introducirlo, cubierto con una servilleta húmeda, cerca de diez minutos a temperatura baja.
  • El mismo proceso funciona en el horno de microondas: una servilleta húmeda sobre el pan y en diez segundos quedará esponjadito.
  • Si no te gusta refrigerarlo, puedes introducirlo en una bolsa de papel y luego en una de plástico. Guárdalo en un lugar fresco y seco para evitar que le salgan hongos.
  • Si finalmente el pan se ha puesto duro, puedes rebanarlo con un cuchillo muy afilado y meterlo al horno con ajo, mantequilla, queso rallado y, si quieres, agrégale cualquier hierba aromática que tengas a mano: perejil, albahaca, romero… ¡quedará delicioso!
  • Puedes también introducirlo en el procesador de alimentos y guardarlo en un frasco bien cerrado; así tendrás pan para empanizar tus platillos más ricos.
  • Por último, si se ha puesto duro, otra opción es guardarlo en el refrigerador y preparar un delicioso budín, licuándolo con leche, huevos, azúcar y canela.

Se antoja, todo, ¿no? Por supuesto, si entre tus grandes placeres está comer pan fresco y recién horneado, con la mejor calidad todos los días, no te olvides que en Mamma Bella preparamos diariamente nuestras variedades de pan para que llegue fresco y delicioso a tu mesa. ¡Mmm!

Comentarios en Facebook