Queso, ¿hay algo más irresistible?

El queso es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad. Ciertas teorías apuntan a que existe desde el año 8,000 antes de Cristo. No obstante, hay quienes afirman que la existencia de este alimento que se prepara a base de leche de algún mamífero y cuajo, data desde antes de que se pudiera llevar un registro de la historia.

Cualquiera que sea la verdad, el queso es uno de los alimentos más versátiles y consumidos en el mundo por su enorme variedad, su diversidad de sabores y por su cualidad de combinar bien con prácticamente cualquier alimento.

El queso va bien con todo

Dependiendo de su tipo el queso puede ir bien con trigo, maíz, carnes rojas, pescados, verduras, dulces, leguminosas… De verdad, ¡con todo!  Las variedades de queso son infinitas y casi todos los países occidentales tienen sus propios estilos.

Y por si fuera poco, puede consumirse solo pues tiene un alto contenido de proteínas, grasa y calcio.

Aunque los criterios para clasificarlos son enormes, en un principio pueden dividirse en dos grupos: frescos y maduros. Los primeros suelen ser de color más claro, más cremosos y de sabor más ligero. Los otros, son un poco más secos, tienen tonos más oro, son de sabor fuerte y penetrante, y su preparación requiere de un tiempo de añejamiento.

En Italia, por supuesto, el queso es uno de los alimentos maestros y en México, ¡ni se diga! Así que si eres amante de esta delicia, puedes buscar en todo nuestro menú pues te encontrarás con distintos platillos salpicados con distintos quesos, desde las entradas, hasta pastas, en las pizzas por supuesto, y no puedes dejar de asomarte por los postres.

¡Elige tu favorito, que acá te esperamos!

Comentarios en Facebook