El Queso Italiano Mascarpone

Originario de Italia, en la región de Lombardía en los años 1500 o 1600. La ubicación geográfica es fundamental para el sabor; en esta región las vacas pastan con una dieta especial de hierbas, heno, y flores, dando al mascarpone un sabor similar a la base lechosa.

En cuanto al origen del nombre mascarpone, proviene de la palabra Mascherpa, que en el dialecto lombardo significa requesón o crema. Pero otra hipótesis dice que el nombre de mascarpone tiene su origen en una frase pronunciada por un gobernador español del siglo XIII, que al saber de esta exquisita crema, habría exclamado: “¡Mas Bueno Que! Por lo tanto, en su versión modificada lleva el nombre de mascarpone.

El queso mascarpone es una rica crema de queso muy parecida al requesón. Su textura es ligeramente compacta y cremosa, tiene la apariencia de una crema batida, su sabor es muy suave, puede encontrarse salado o dulce y ligeramente ácido. Su color viene con un tono blanco pajizo o un amarillo pálido brillante y su aroma es láctico.

Se conoce que el queso mascarpone es el ingrediente más resaltante del tiramisú, pero sus características también sirven de guarnición en otros postres, como tartas, pasteles de queso, glaseados y helados.

Este queso crema también se puede utilizar en salsas para pasta, ya que su alto contenido en grasa contribuye a la riqueza en la preparación de todo tipo de salsas. También es ideal para espesar y enriquecer diversos alimentos como sopas y risotto.

El queso mascarpone contiene calcio y muchas vitaminas, lo que favorece el fortalecimiento de los huesos y ayuda a combatir la osteoporosis. El calcio también permite tener una buena salud dental.

El mascarpone es una fuente de proteína, por lo que se componen de aminoácidos que permiten la formación de los tejidos, especialmente en los músculos. Las proteínas también proporcionan una sensación de saciedad y actúan como un supresor del apetito, por lo que se puede utilizar para el control de regímenes alimenticios.

El contenido de grasa del queso mascarpone es muy alto, ésta se encuentra en el orden del 87%. Cada 100g de queso mascarpone proporciona casi 24 gramos, más de 121% de la ingesta diaria recomendada del total de grasas saturadas, las cuales son muy perjudiciales para la salud del sistema circulatorio y cardiovascular. Por lo tanto, se debe consumir el queso mascarpone, eventualmente y no de forma regular.

Ya conocemos otra variedad de queso ¿Te gustaría incluirlo en tu comida?, seguro prepararías exquisitos platillos con el, atrévete a innovar.

Comentarios en Facebook