Recompénsate con un cheesecake

Con su distintivo aroma a queso, su textura cremosa en contraste con su base crujiente y la cantidad de opciones de sabor que ofrece, el cheesecake es siempre una buena elección cuando se trata de concederte una deliciosa recompensa o cuando planeas dejarte tentar por los placeres culposos.

La clásica tarta de queso es uno de los postres preferidos para todo tipo de paladares, gracias a que su punto de dulzor se puede ajustar al gusto y permite numerosas y creativas combinaciones.

Para esos momentos en que mereces recompensarte, en Mamma Bella te ofrecemos una exquisita variedad de propuestas, con frutos rojos, como el Blueberry Cheesecake, o con una riquísima explosión de chocolate en el New York Oreo Cheesecake o el Cheesecake de Tres Chocolates.

Al estilo neoyorkino

El suave postre de queso se ha convertido en todo un símbolo de la Gran Manzana y es una de las especialidades más conocidas de la repostería americana. Aunque la primera receta de la tarta de queso se remonta hacia el siglo III d.C., siglo tras siglo fue modificándose, acercándose a la versión que hoy conocemos hasta el siglo XVIII y convirtiéndose en un ícono neoyorkino desde principios del XX.

Comentarios en Facebook