Tentación irresistible

La historia de las tartas proviene de la antigua Grecia, cuentan los expertos. Se trata de un platillo cocinado al horno con una base de trigo y algún relleno. Los griegos guisaban carne o pescado  y terminaban de cocerlos sobre estas “costras” comestibles.

Sin embargo, fue muchos años después, en Inglaterra, durante el reinado de Isabel I, cuando se inició la tradición de preparar tartas dulces, con rellenos de frutas, que venían frescas o en conservas, volviéndola una tentación irresistible.

Quienquiera que haya sido el creador de tan fabulosa idea, sin duda cambió la historia de la repostería mundial, pues esta delicia se consume probablemente en todo el mundo.

En Mamma Bella, por supuesto, somos expertos en tomar recetas tradicionales y agregarles nuestro toque personal. Así es que si el antojo se ha apoderado de ti, es hora de que vengas a probar esta delicia: tarta de manzana con ciruelas y frutas.

Suave, crujiente, dulce y con un toque ácido, una tentación irresistible. Lo tiene todo en cantidades perfectas, ¿quién no quiere una ahora mismo con una humeante taza de café?

Comentarios en Facebook