¿Debemos quitar la yema de los huevos?

Entre quienes están cuidando la línea, así como en aquellos que buscan resultados efectivos en su trabajo de gimnasio y deportes en general, se ha puesto de moda desechar la yema de los omelettes y recetas que incluyen huevo, en general. Pero, ¿eso es realmente efectivo para el crecimiento muscular? En un estudio reciente enfocado en este tema, el objetivo era descubrir la diferencia de resultados en dos personas con la misma dieta, con la única diferencia que uno comería huevos con yema y el otro no. El resultado fue que los huevos enteros estimularon más la síntesis de proteínas musculares en comparación con las claras de huevo.

Hablemos de calorías: ¿Qué hay de la diferencia en el contenido energético: huevos enteros 256 kcal y las claras de huevo 73 kcal? Aunque el consumo de hidratos de carbono aumenta, estos favorecen el almacenaje de energía durante el desayuno y no afecta el crecimiento muscular que aportan las proteínas del huevo.

Otro nutriente potencial que los autores no mencionaron es el colesterol. Se cree comúnmente que una alta ingesta de colesterol causará enfermedades coronarias y que, por lo tanto, debemos quitar la yema de lo huevos. Sin embargo, la evidencia de esta relación es en realidad muy débil. Además, el consumo diario de huevos no está asociado con un aumento del riesgo de cardiopatía coronaria o ictus. ¡Así que no tengas miedo de la yema de huevo!

Así que la próxima vez que te sientes a disfrutar de un rico desayuno, considera dejar la yema en tus omelettes, pues además de otorgarte beneficios energéticos, no es un factor de riesgo de consideración para tu salud.

En el menú de Mamma Bella seguro encontrarás un omelette que satisfará tu antojo mañanero.

Comentarios en Facebook